sanguiiii

La cadena de supermercados Sangüi se ha sumado al mercadillo solidario que ha organizado el CIFP Carlos III de Cartagena con el fin de recaudar fondos para el proyecto de la ONG Aztivate. El proyecto busca la erradicación de la desnutrición y malnutrición infantil en la región de Turkana, Kenia. Para ello, quieren llevar a cabo la construcción de un una unidad pediátrica, actividades de asistencia ambulatoria y clínicas móviles a poblados.

El mercadillo solidario se realizará el próximo 16 de diciembre y consistirá en una sección de venta de artesanía, la venta de productos de segunda mano (sobre todo libros), conciertos y actuaciones, actividades y animación para los más pequeños y un desayuno solidario. A lo largo del día, se realizarán distintos sorteos de productos y servicios ofrecidos por las diferentes empresas de la zona.

La cadena de supermercados Sangüi quiere aportar su granito de arena a este proyecto. Por ello, colaborará en uno de los sorteos que se van a llevar a cabo donando dos cafeteras de capsulas y un smart watch. Además la empresa donará 240 unidades de zumos de fruta-leche para el desayuno solidario que se va a realizar para los más pequeños. Con estas aportaciones, Sangüi quiere mostrar su compromiso con la causa.

Aztivate es una organización de Cooperación Internacional y Desarrollo Humano Sostenible fundada en el año 2010. Durante este periodo la organización ha desarrollado diversos proyectos en los sectores de alimentación, educación, sanitarios y de asistencia completa a niños en situación de vulnerabilidad absoluta en la zona de África. Actualmente, la organización trabaja en un proyecto en Turkana, este consiste en la construcción de las infraestructuras necesarias de edificación para el tratamiento de los niños desfavorecidos con los medios tanto de equipamiento como humanos necesarios para tal fin. La región de Turkana al norte de Kenia es la zona más pobre y desasistida de todo el País y una de las más vulnerables de todo el continente africano. Los índices de desnutrición se mantienen igual desde hace 3 décadas. Más de 19.000 niños mueren cada año por desnutrición. Casi 100.000 niños nacen cada año con diferentes grados de retraso mental debido a la deficiencia de yodo. A todo esto se le suman otras muertes infantiles por diferentes causas. Se estima  que si hasta el 2030, la prevalencia de la desnutrición no mejora, 430.000 niños morirán.